En nuestro post de hoy os vamos a explicar brevemente el proceso de fabricación de nuestro producto, y en los sucesivos os explicaremos más en detalle los materiales que utilizamos y las diferentes maneras de montar un zapato (Goodyear Welted, Blake Stitch y Kiowa).

La industria del calzado aúna el arte manufacturero tradicional con las últimas tecnologías.

Se trata de un sector muy atomizado y especializado en el que cada fábrica elabora una parte del proceso productivo.

Pero todo esto empieza aún más atrás, cuando nuestro equipo de diseño traza los bocetos de lo que más tarde se convertirá en el producto final.

Cuando los diseños están terminados entra en acción el hormero, el cual elabora las hormas sobre las cuáles se construirá finalmente el zapato.

Una vez están los diseños listos para la producción y las hormas están testadas en cuánto a calce y comodidad se empieza con el proceso manufacturero puro y duro.

En primer lugar, se cortan las pieles previamente seleccionadas (para esto se utilizan máquinas que cortan las pieles a láser para que el acabado sea perfecto), posteriormente se pasan a aparar (coser todos los cortes), lo cual se hace a mano.

El producto final del aparado se denomina chanclo, que es el que se monta sobre la horma para elaborar el calzado. Finalmente se cose la suela (el piso) al chanclo y VOILA!